viernes, 2 de noviembre de 2012

FELICIDADES PARA TODOS, INCLUIDA YO MISMA (que para eso es Todos Santos)

Y llegó el día de Todos Santos, y os voy a contar lo que preparé.

Hace mucho, muchísimo que no hacía BOQUERONES EN VINAGRE, más que nada por el rollo de congelar, descongelar, limpiar (esto es lo que menos me importa porque me gusta) y lo peor esperar para comer.

Ya la semana pasada los compré y congelé, así que había llegado la hora de darles buena cuenta...


¿Qué cómo los hice?, pues me imagino que como todo el mundo.  Una vez limpios y bien escurridos, con sal, ajo y perejil, un poco de aceite y bien, bien de vinagre, y al frigo a reposar

¡Qué buenas saben las cosas cuando tardas a comerlas!

 
Tenía que empezar a preparar el postre, que iba a ser lo típico de esta época del año.  Panellets, buñuelos de viento y huesos de santo (huesos no hice porque ya me pareció muy difícil, y aunque las otras cosas no había hecho nunca pues me lancé porque si salían mal siempre podía ira a la pastelería y comprarlo)

En el blog de donde copié la receta decía que los Panellets se pueden preparar con anterioridad y que al día siguiente están más ricos porque han cogido más consistencia.

Los hice con la mitad de cantidad que ponía en los ingredientes.

Las patatas las hice en el microondas, más limpio y más rápido.


Aquí el resto de los ingredientes, compre la almendra en cubitos, por lo que fue más fácil hacerlas polvo (use el molinillo de café, que al pobre lo tengo super abandonado)

La almendra picada, la patata escachada con el azúcar,... y ahora a mezclar todo y esperar un poco para darles forma y decorarlos




Preparé forrados de piñones, forrados de almendra crocanti (estos no son típicos, pero como tenía el crocanti...), de café y de cola cao.


Ahora vamos con los buñuelos, que por cierto ya tengo perdida la cuenta de intentos que he hecho, pero alguna vez tengo que acertar.

Primero la crema pastelera, para que le de tiempo a enfriarse mientras se hace la masa de los buñuelos.

Tal cual me salió pensé que no podría hacerme con ella...

Ahora la masa, en esto seguí las instrucciones al pie de la letra



A la sartén, por cierto estrené una que tenía hace algún tiempo, que es más profunda, y la verdad es que me fue muy bien.

Me daba un poco de miedo llegados a este punto porque según ponía en la receta, es muy importante la temperatura del aceite y que hay que freirlos a fuego  medio.  El primero me salió horroroso, plano y feo, no se me hizo bolita.


Después ya le fui pillando la gracia y carpricos de la física, casi hago un zoologico digno de eBay. Un elefante, un unicornio, un caballito de mar, un pajarraco, y más...





Bueno que al final me salieron un montón

Y había que rellenarlos

 


Unos de crema, otros con nocilla y aun hice unos poquitos con nata.


Una vez hechos los postres había que preparar la comida de verdad, ¿y qué fue lo primero?, pues habéis acertado, ENSALADA.

He redescubierto el escurridor (me compré uno cuando no comía ensaladas, y después de vivir en un armario, una mudanza y largas temporadas en el armario de la terraza, creo que se lo di a mi hermana, pero ahora tengo este otro que me trajo Matilde) y le doy bastante trabajo.


Mi ensalada de esta semana, con cosas y más cosas, bueno lo que voy encontrado, que todo va bien.

 

Y como plato principal, PASTA CON PAVO POLLO A LA BARBACOA CON HIERBAS, con esto nombre no hacen falta más explicaciones.

Por no hacer bechamel, les puse nata, y después mozzarela y queso rallado



Y después de gratinar este fue el resultado.

A la hora del postre aun hubo algún comentario sobre las formas de los buñuelos, lo que pasa que vistos así no reconozco quien es quien.

Resumiendo, el menú fue: De entrantes los boquerones, jamón, patatas paja y pata con uña; ensalada; pasta y panellets y buñuelos; y aun hubo quien le quedo sitio para un poquito de helado de chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada