lunes, 24 de marzo de 2014

MERMELADA, CONFITURA, DULCE DE...AZÚCAR

Desde que leí esta receta me he aficionado a hacer alguna mermelada, esta sale buenísima. 


No es la de la receta pero me ha servido de base.  Tenía unas mandarinas que les esperaba muy mala vida, así que antes de que acabarán el la basura decidí hacer algo positivo con ellas, 2 manzanas (que creo que se ponen porque espesan) y unas ciruelas... manos a la obra


Corté en pedacitos toda la fruta


Les añadí la azúcar (que por cierto creo que me pasé un poco)


Y a macerar un par de horas


Ahora a una cazuela y a cocer poco a poco


No sé el tiempo que la tuve pero más de lo que pone en la receta porque a las pieles de las mandarinas les cuesta bastante.

Cuando me pareció que ya estaban lo pasé todo por la batidora, con un poco de cuidado y con bastante miedo ya que en su día me cargué una (le quemé el motor por culpa de las pieles)


Como aun había trozos muy grandes pasé todo por el pasapurés


Pero me daba pena tirar lo que quedaba, así que lo pasé por la picadora


Y después de tanto zancocho más o menos quedó a mi gusto.

Llene los botes y lo tuve 20' hirviendo para que se conserven


Y este es el resultado, me ha salido un bote más pero ese lo he dejado para gastar ya


Conclusiones:  Está buena, pero como creo que me pasé con la azúcar ha quedado muy espesa por eso no sé si denominarla mermelada, confitura o dulce de algo, tanta mandarina y no sabe a mandarina, sabe dulce.  En otra ocasión solo pondré las pieles de un par de mandarinas y por supuesto menos azúcar, pero eso no quiere decir que no me vaya a comer esta que he preparado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada