sábado, 23 de abril de 2016

CALÇOTS

Calçots, no los había probado nunca. Así que después de años y años camino de la playa, viendo los restaurantes especializados en ellos me decidía probarlos 


Me compré un manojillo


Como no dispongo ni de campo, ni de brasas ni de barbacoa..., busqué la manera de hacerlo en casa en el horno, que ya sé que no es lo mismo... pero cada uno se apaña con lo que tiene...


Compré una salsa (en bonÀrea) especial para Calçots, por lo menos es lo que pone



Los puse en una fuente con papel de aluminio y al horno


Hasta que estuvieron blanditos y con color


Y ésta fue mi "calçotada", si ésta me gustó, no puedo imaginarme lo rica que tiene que estar una de verdad...


Veredicto: para repetir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada