martes, 2 de diciembre de 2014

LA PRECUELA DE LA SANDWICHERA

Hace años, cuando casi no existían los tostadores y mucho menos las sandwicheras

en mi casa los sandwich se hacían en sartén, y la verdad es que salían buenísimos, con un sabor especial.

Hoy se me ha apetecido hacerme uno así.

He puesto el pan de molde y dentro jamón de york y queso (lo típico) y el pan untado con unos puntos de margarina.

Una vez puesto a tostar es muy importante escacharlo con una tapa de cazuela de porcelana (vamos, que en mi casa se hacía así, pues yo también)


Se da la vuelta para que se haga bien por los dos lados.

Y ya está listo para comer.


Por hacerlo un poco más de pitimini le he puesto queso rallado por encima para meterlo en el microondas.


Solo que he tenido un pequeño problemilla, he puesto el gril y ha empezado a salir humo de dentro del microondas y un olorcillo..., así que lo he apagado rápidamente


No sé lo que le ha pasado porque luego he probado con un vaso de agua y después con el café y se ha calentado perfectamente.

Por si acaso no he vuelto a encender el gril, con lo que el sandwich no ha llegado a ser de pitimini y se a quedado a la mitad, solo piti.

A pesar de este pequeño contratiempo el sandwich estaba muy rico con ese saborcillo de "Sandwich de Sartén".







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada