lunes, 5 de octubre de 2009

BODAS DE ORO (II)

Lo primero que había que poner en marcha eran las invitaciones. Como es normal, Montse se encargó de buscar un sitio donde encargarlas, la verdad es quedaron muy finas, muy bonitas y muy elegantes, en blanco, sin ninguna estridencia pero muy bonitas. Como suele suceder en estos casos se equivocaron y las tuvieron que repetir lo que retrasó un poco el envío pero al fin todas llegaron a tiempo. A la vez y en el mismo sitio elegimos también los detalles para dar en la comida pero esto ya os los enseñaré más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada